Conservacion de la trufa fresca

Antes de orientar al consumidor en cómo emplear las trufas en sus recetas, en www.soriashop.com creemos que lo más importante es tener conocimientos de cómo se manipulan y conservan.

La mejor manera de apreciar los aromas y sacarle el mayor partido a nuestras trufas es sin ninguna duda consumirlas frescas.

Al ser un hongo que vive bajo tierra, cuando se recogen están llenas de tierra, la cuál hay que limpiar con agua y con un cepillo.


Una vez recibidas las trufas, aguantan perfectamente en el frigorífico alrededor de 10 días, envueltas en un papel de cocina y preferiblemente en un recipiente hermético, ya que su penetrante olor puede alterar el sabor de todos los alimentos existentes. Se recomienda abrir el bote y cambiar el papel con frecuencia ya que de ésta forma alargamos el período de frescura de la trufa.

 
Otra forma de conservación, menos recomendada, es la congelación. La forma ideal de congelación es a muy baja temperatura (-60) pero ya que no es fácil disponer de métodos para poder hacerlo, se puede congelar en nuestro frigo envuelta en papel film o en bolsas especiales de congelado, lo único a tener en cuenta es que la trufa congelada pierde aromas y texturas y que la mejor forma de utilizarla es rallándola en los alimentos sin descongelar.


La última forma de conservación, bastante utilizada por los productores de trufa, ya que manejan cantidades grandes del apreciado hongo, es meterlas en licor (Cogñac). Es un método en el cuál el líquido se impregna del olor de la trufa y puede ser bastante útil a la hora de condimentar guisos, la trufa así aguanta hasta un año, pudiéndose relleñar el licor utilizado tantas veces cómo se quiera.


A la hora de utilizar la trufa para la cocina, son innumerables las recetas en las que es partícipe, se recomienda no utilizarla a más de 60º ya que pierde muchas de sus propiedades y, según nuestra experiencia, las recetas más simples, siempre que el contraste de sabores sea el adecuado, son en las que más se aprecian los matices del diamante negro.